¿La curiosidad no mató al gato?

Alien, el octavo pasajero es por definición una película de horror o terror espacial. Un filme donde el despertar del mal durmiente tendrá consecuencias inesperadas e indeseadas para la tripulación de un carguero espacial. Este despertar surgirá por explorar un templo o tumba al lado de una nave “naufragada”.  También ilustra el gran mito de la razón contra la naturaleza o las fuerzas del bien contra el mal, en todo caso la lucha de dos grandes fuerzas antagónicas que el hombre no puede controlar. Sin buscar los tres pies al gato, podemos ver todos estos temas que surgen de grandes autores. Este es uno de los motivos por el que es tan fascinante esta película. Utiliza una cosmología que es muy cercana al espectador y que ya conocemos, dando mayor profundidad al filme. Esto a su vez viene recalcado por una puesta en escena coherente con las ideas expresadas en la película.

Para que no haya errores de compresión resumiremos el argumento con ciertos elementos que explican el final. Una nave de carga, el Nostromo, vuelve a la Tierra con un cargamento de minerales. A medio camino se despiertan los tripulantes (siete en total y un gato) criogenizados para atender una llamada de socorro. Descienden al planeta de donde surge la llamada, encontrando una nave con un misterioso tripulante fosilizado. Para sorpresa suya, un templo con huevos de una criatura desconocida aparece debajo. Una criatura parasitaria surge inesperadamente de un huevo. De este modo el Alien, la criatura ajena, entra en la nave. Allí utiliza su huésped para madurar. Después lo abandona y vaga por la nave eliminando a los otros tripulantes de uno en uno. Finalmente se descubre a través del oficial científico (que resulta ser un androide) que toda la misión era una tapadera para capturar a ese alienígena del cual se conocía su fortaleza y resistencia supremas, para la investigación de armamento militar. Al final de esa lucha agónica, la heroína se salva en una nave de emergencia, para vagar por el espacio, después de expulsar el Alien al espacio exterior.

Para entender literariamente este filme: primero hablaremos del gran tema de la película, que es el bien contra el mal. Seguiremos después con el tema del mal que es despertado  y por ultimo analizaremos los referentes directos en la ciencia-ficción y la denuncia por plagio que tuvo el filme.

En primer lugar, el antagonismo de dos fuerzas supremas que luchan entre ellas es un tema muy recurrente, por su simplicidad y por la dualidad de la filosofía platónica que ha arraigado en nuestra sociedad. Alien es, en esencia el bien cotnra el mal. En segundo lugar, encontramos referencias a la Biblia en cuanto al significado de la luz y la oscuridad. La Biblia es la primera referencia que encontramos. La vemos en el color blanco en el que empiezan inmersos los personajes. La luz se va oscureciendo hasta el negro a medida que avanza el filme, simbolizando el blanco la razón, el saber, el triunfo, la justicia y el negro la muerte, el pecado la maldad indiscriminada que se va imponiendo. Si nos fijamos, las muertes en un espacio iluminado son por justicia (la muerte del androide salva a los tres tripulantes), pero la muerte en los espacios sin iluminar es cruel y trágica.

La lucha entre el bien y el mal es típicamente cristiana y podemos encontrar paralelismos con la expulsión de los ángeles rebeldes del cielo. En el filme podemos intuir que el mal ha llegado del espacio, cayendo dentro de un ser, que no se llega a ver bien. Además una vez dentro de la nave, el Alien será expulsado de ella, no muerto o herido o desintegrado, sino expulsado. Los parelelismos con la expulsión de los demonios del cielo es más que evidente.

También el Alien simboliza la naturaleza libre que se enfrenta a la industria, representada por el mismo Nostromo. Si nos fijamos bien,  los escenarios de donde surge el Alien tienen una pátina de biológicos, orgánicos, con formas incluso de Art-nouveau. Por el contrario el Nostromo es metálico, pesado, está sucio y es pequeño. Una obra que ilustra ese conflicto de forma más pacifica es Un mundo feliz de Aldous Huxley. En este libro el mundo natural también adquiere valores negativos y es hostil con sus habitantes, frente a la seguridad que otorga el mundo industrializado.

Alien-1
Alien expulsado del Nostromo.

Otro de los grandes temas del filme es el despertar de una fuerza que no podremos controlar. La exploración de un lugar arcaico o primigenio en el que encontramos unas fuerzas que despiertan es uno de los temas preferidos de H.P. Lovecraft. Aunque también en la exploración de tumbas y templos no podemos dejar de mencionar el Dioses, tumbas y sabios de C. W. Ceram. Este último lo reconocemos en la forma de explorar el templo, cual arqueólogo del siglo XIX. Volviendo a Lovecraft, este autor es imprescindible para entender el desarrollo del filme, pero nos tenemos que remontar a la antigua Grecia. Allí Pandora ya desató los monstruos de los infiernos, excepto la esperanza. En los tráilers promocionales del filme, se decía “en el espacio nadie escucha tus gritos” o sea, no hay esperanza, solo siete tripulantes contra el Alien. Goethe en 1797 compuso la balada “Der Zauberlehrling”, el aprendiz de brujo, donde también, unas fuerzas infernales son desatadas y dejan de ser controlables. En este punto aparece Lovecraft y su cosmología de Cthulu. Un ser completamente infernal (en el sentido clásico de la palabra) que al ser despertado arrasará la Tierra. Pero no lo hará por maldad, sino porque tiene una “cultura” radicalmente diferente a la imperante. Se utiliza la fuerza de lo desconocido y que no podemos comprender para crear un monstruo total, que no podemos ni describir porque no entendemos sus lógicas. En ese sentido el Alien tampoco tiene ninguna cultura, no ha sido “educado” o si lo está tiene una escala de valores tan diferentes a la nuestra que ni la podemos imaginar. En los cuentos de Lovecraft el mito de despertar unas fuerzas superiores a nosotros desemboca en los protagonistas no en su ansia de sobrevivir, sino de salvaguardar la humanidad de estos. El caso de Charles Dexter Ward El horror de Dunwich parten de esa idea. Lo mismo encontramos en Alien, de hecho lo dice textualmente la teniente Ripley desencadenando un conflicto con Ash (el androide infiltrado en la tripulación), la lucha por la supervivencia individual ante el terror se convierte en una lucha colectiva, pero solo sabe de ella Ripley, volvemos a encontrar el desenlace de muchos cuentos de Lovecraft, donde solo el protagonista sabe del mal que habita en los infiernos de la tierra, mientras los demás lo ignoran y este quiere que lo ignoremos. ¿Viviríamos tranquilos sabiendo que hay un Alien en algún lugar del universo?

Alien-3
Interior del templo del Alien por Chris Foss.

Los antecedentes o las influencias literarias directas de este filme pasan por una demanda judicial y por  Joseph Conrad. En el primer caso, según Alfred van Vogt, la película se basa en su libro Discordia en Escarlata, novela donde una criatura superviviente de una civilización arrasada por un cataclismo cósmico busca desesperadamente reproducirse. El caso se resolvió extrajudicialmente y no sería difícil pensar que la productora pagó una cantidad módica para no tener mala prensa. Joseph Conrad interviene en el nombre de la nave, Nostromo. Novela homónima que trata los problemas políticos de una republica ficticia de Sudamérica llamada “Costaguana”. Esta depende del tráfico de plata en su puerto. Las intrigas de las élites criollas, los líderes populares supuestamente incorruptibles y la influencia de los EUA, determinan la secesión de Sulaco (el puerto principal del país) por intereses económicos. Al tratarse de la nave, entendemos este planteamiento como el telón de fondo, donde los tripulantes son unos títeres en una situación que les supera completamente. Siendo ellos los mandados e ignorantes de la situación hasta su fatal desenlace.

Alien--2

Bocetos de Chris Foss para el Nostromo.

Como hemos visto en este pequeño análisis de la película Alien en relación a obras literarias, estas ayudan a entender el filme, pero no son imprescindibles para su comprensión. Puede verse que los tripulantes son unos títeres sin leer a Conrad. El espectador medio puede tener miedo sin conocer las técnicas de Lovecraft. Puede entender que en el nivel con luz pasan cosas buenas para los protagonistas y en los lugares oscuros pasan cosas malas. Pero teniendo una base literaria podemos indagar más en el filme y ver que finalmente todo se cierra bajo una misma idea. No hay fisuras argumentales ni simbólicas. Da igual de donde venga el Alien, lo importante es que está en la nave y no se puede escapar. Todos los símbolos literarios refuerzan esta idea. La película se asienta cómodamente sobre un contexto literario muy claro y nada ambiguo, todo reforzado en una dirección: hacernos muy cercanas las situaciones para tener más miedo mientras las vemos. Como reza el título de este artículo, la curiosidad de explorar y ampliar nuestras fronteras mató a toda la tripulación del Nostromo a excepción de la teniente Ripley y el gato, inocente e inconsciente que solo observa y no interviene, ajeno hasta el momento de la salvación. Esos tripulantes desataron un poder al que no pudieron hacer frente, pagándolo hasta sus más horribles y terroríficas consecuencias.

Article publicat a Iwrite, juliol 2013 (http://iwrite.es/iwritadas/la-curiosidad-no-mato-al-gato/)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s