Reflexions sobre art i política al voltant de Gramsci

 

Imatge

Dichoso quien sepa convencerse de que la cultura podría vacunar a una sociedad contra la violencia. Desde antes del alba del siglo XX, artistas, escritores y teóricos de la modernidad han demostrado lo contrario. Su predilección per el crimen, por el outsider satánico, por la destrucción de la civilización, es cosa notoria. De París a San Petersburgo la intelectualidad del fin de siglo coqueteó con el terror. Los primeros expresionistas hacían votos por la guerra y la invocaban igual que los futuristas (…) al amparo de la industrialización de la cultura de masa, en los grandes países el culto a la violencia y la “nostalgia del fango” se convirtieron en parte integrante de patrimonio. La noción de vanguardia ha adquirido desde entonces un sentido irritante que nunca se hubieran imaginado sus primeros defensores”  

Clair, Jean. La responsabilidad del artista. Madrid. La balsa de medusa. 1997. p. 20

 

(sobre els artistes influenciats pel PSCU) “Y al decir movilización, que los malpensados no entiendan que se trataba de ponernos una argolla al cuello para hacernos bailar a un ritmo cualquiera. Porque esta es la gran sorpresa que espera a los incrédulos y a los que tienen miedo: para nuestros comunistas, ni el ritmo era cualquiera ni se trataba de proponernos coses ajenas a nuestro Trabajo o que no fueran perfectamente consecuentes con nuestra trayectoria. Lo que se hacía en realidad era sacar hábilmente el beneficio que los auténticos valores de nuestro país, dar impulso y resonancia a nuestras personalidades, con nuestras mismas obras específicas o con otros ciudadanos que están estrechamente ligados a sus intenciones. En definitiva, se trataba, y se trata todavía (por dificultades e inconvenientes que tuviera en pleno franquismo) frente a la parodia de “cultura” reaccionaria que lo que siempre ha querido es que las coses se movilizaran lo menos posible” 

Tàpies, Antoni. La Realidad como arte: por un arte moderno y progresista. Murcia : Comisión de Cultura del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos [etc.], 1989 pp. 113-118

 

De bell antuvi, cal tenir present que el partit comunista és el partit polític que ha connectat de manera més persistent amb un ampli nombre d’artistes que li han donat suport de molt diferents maneres (…) Caldrà un dia valorar aquesta incidència de l’esquerra, del partit comunista a la vida cultural catalana, aquesta força per aglutinar una sèrie de llenguatges contraposats, de reunir una sèrie de personatges del món cultural de la més diversa significació. Durant uns anys va ser l’impuls que va mantenir dinàmics una bona part dels artistes catalans

VVAA. I Mostra d’art del fons d’art del Partit Socialista Unificat de Catalunya : 16, 17, 18 i 19 de març 1985, Barcelona. Barcelona : PSUC, 1985

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s